Cómo medir la oferta agregada